Bienvenido

Torre de aprendizaje de madera Panda Tower - Lalaloom

Precio especial: 125,95 €

antes 219,95 €

+ -
Añadiendo...
Añadiendo...
Características del producto

Torre de aprendizaje de madera Panda Tower, que promueve la independencia y libertad de movimientos de los pequeños, de Lalaloom.

Es un producto innovador, funcional y educativo para realizar diversas actividades en el hogar y aportar más autonomía a los niños.

Con esta torre Montessori podrán hacer múltiples tareas sin necesitar la ayuda de los adultos como, por ejemplo, lavarse las manos y/o los dientes solos, ayudar a cocinar o alcanzar objetos elevados, colocándola en cualquier espacio de la casa.

A partir de los 18 meses, es fundamental ayudarles a desarrollar habilidades que aumentarán su independencia, seguridad y autoestima.

Es una etapa de constantes descubrimientos en la que empiezan a imitar los gestos y las actividades que realizan las personas adultas de su entorno.

Es ideal para poner en práctica su aprendizaje y poder auto superarse cada día.

El escalón y la barra de seguridad facilitan el acceso en el taburete, por lo que se sentirán capaces de subir por sí solos con absoluta seguridad, gracias a su base estable y resistente.

Además, esta torre de aprendizaje montessoriana dispone de 3 niveles de altura regulables, sin tener que desmontar la torre, que permiten ir adaptando su uso al crecimiento del niño, para poder utilizarla durante mucho tiempo.

Este elevador para niños, creado en Barcelona, tiene un diseño de estilo nórdico con líneas minimalistas que se adapta a cualquier ambiente.

La estructura está fabricada de madera natural de haya, resistente y respetuosa con el medio ambiente.

Es un producto 100% libre de tóxicos, que se ha elaborado sin el uso de sustancias nocivas.

Con la torre de aprendizaje de Lalaloom, los niños desarrollan:

  • Motricidad global: estimular esta capacidad es vital para que niños desarrollen el control de los movimientos de su cuerpo. También ayuda a integrarse en su entorno a través de la exploración y el descubrimiento.
  • Autonomía y libertad: tener la capacidad de moverse libremente y decidir qué aprender y cuándo hacerlo. De esta manera, se aumenta automáticamente su independencia, una de las finalidades didácticas que tiene este mueble infantil.
  • Estimulación sensorial: el beneficio de que los más pequeños experimenten con las tareas cotidianas del hogar es mayor de lo que creemos. Promover que, por ejemplo, cocinen con adultos les estimula positivamente.
  • Sentimiento de autoestima: cuando los pequeños observan que son capaces de hacer las cosas por sí solos desarrollan su perseverancia y autoconfianza. Es enriquecedor que afronten posibles situaciones de frustración para que conozcan como las pueden gestionar para hacer frente cualquier reto hasta lograrlo.
  • Imaginación: una misma tarea se puede realizar de muchas formas diferentes. Entre las infinitas posibilidades, los más pequeños podrán hacer volar su imaginación para descifrar el modo de resolución que mejor encaje con sus capacidades o habilidades.
  • Socialización: los muebles didácticos Montessori permiten realizar múltiples actividades de forma individual o en familia. Además, fomentan el desarrollo del lenguaje y mejoran tanto la afectividad en niños, como la relación y la comunicación entre padres e hijos.

 

Edad recomendada: a partir de 18 meses.

Medidas aproximadas:

  • Alto: 90 cm.
  • Ancho: 49 cm.
  • Largo: 49 cm.

Utilizamos "cookies" para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso. Más información
x