Bienvenido

Set de cuencos y bellotas de madera colores arcoíris - Grapat

40,60 €
+ -
Características del producto

Set de 6 cuencos y 36 bellotas de madera, de los colores rojo, amarillo, naranja, verde, azul y púrpura, de Grapat.

Incluye diferentes colores, de la gama de colores del arcoíris, cuya degradación permite conectar con la naturaleza.

Esto las hace ideales para una primera aproximación de los niños más pequeños al reconocimiento de los colores y a la clasificación de las piezas.

Además, incluye una pinza para manipular las piezas y una bolsa de tela de almacenamiento con cuerda para atar.

Las piezas Grapat favorecen el pensamiento creativo y divergente; son clásicas de la pedagogía Waldorf y fomentan horas de juego abierto e imaginativo.

El juego libre permite a los niños llevar a la práctica la actividad que surge de dentro hacia fuera, conectándose con su deseo mas interno.

Los materiales de juego no estructurados y abiertos no tienen una forma correcta o incorrecta de ser utilizados y, por esto, no hay instrucciones de uso.

Además, se adaptan y acompañan en todas las fases de aprendizaje.

Las piezas se transforman en un material simbólico para la creación de historias y la construcción de Mini Mundos, además de servir para juegos matemáticos, de lenguaje y sensoriales.

Fomentan la libertad, la creatividad y la imaginación, ya que permiten a los niños crecer y desarrollarse en un mundo libre y con infinitas posibilidades de diversión.

Edad recomendada: a partir de 3 años.

Medidas aproximadas:

  • Diámetro de los cuencos: 6 cm.
  • Diámetro de las bolitas: 2 cm.
 

Grapat es un proyecto materializado por una familia española a partir de dejar la ciudad para vivir en un entorno natural.

Introdujeron en los juegos de sus hijos objetos cotidianos, para hacer del momento del juego un momento sagrado, sin instrucciones de uso, tiempos o demasiadas normas que seguir.

La madera que utilizan en Grapat proviene de bosques sostenibles y es robusta, suave y dura; los tintes son base agua y no tóxicos; y los acabados están realizados con ceras y aceites de origen vegetal.

Cada una de las piezas está pintada a mano y, las imperfecciones propias de la madera, son características que hacen que cada pieza sea única.

Para su mantenimiento, se pueden limpiar con un paño húmedo y secar inmediatamente. No deben sumergirse en agua ni utilizar desinfectantes.

Además, en Grapat colaboran con fundaciones que atienden a personas con dificultades psíquicas que les ayudan a desarrollar tareas de packaging.

Y contribuyen a la reducción de residuos en el planeta eliminando el 100% del uso de plástico de sus packaging.


Utilizamos "cookies" para ofrecerte un mejor servicio. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso. Más información
x